Posicionarse invirtiendo en real estate en los lugares tradicionales, pero sobre todo en los mercados que han empezado a mostrar alto potencial, es una oportunidad para todo tipo de inversores.

El 2021 se presenta como un año excepcional para aquellas personas que viviendo o no en Estados Unidos deseen invertir en ese país, sea incrementando su posición ya establecida o haciéndolo por primera vez.

Luego de un 2020 de caída pronunciada de la actividad económica en la mayoría de los países del mundo, el 2021 se presenta como una oportunidad para invertir en real estate en Estados Unidos, oportunidad que no se daba desde el año 2008.

Más allá que a toda crisis le sobreviene un período de fuerte expansión económica, los expertos coinciden en que Estados Unidos tendrá un crecimiento exponencial de la demanda y de la actividad económica en general, sobre todo en los 2 últimos trimestres de este 2021, una vez que logre la “inmunización de rebaño”, logrando el 80% de toda su población vacunada a partir del mes de junio de 2021. Al comenzar el mes de marzo, Estados Unidos ya cuenta con el 25% de su población vacunada (unos 80.000.000 de personas), y continuará a un ritmo de más de 2.000.000 diarias.

El 2021 se presenta como una oportunidad para invertir en real estate en los Estados Unidos, oportunidad que no se daba desde el año 2008

Así lo define Goldman Sach, por ejemplo, que estima que a partir de los meses de junio-julio de 2021 se producirá una aguda recuperación del crecimiento global debido a la inmunización generalizada de la población del planeta, con más del 70% de los habitantes de los principales países del mundo vacunados, especialmente en EEUU y China.

En consecuencia, se prevé un formidable boom económico en el segundo semestre del año, al converger un sistema productivo básicamente intacto con una extraordinaria demanda reprimida por meses de pandemia y paralización de la economía. Como adelanto de esta previsión, la economía de EEUU ya viene en alza, a pesar de los efectos negativos de la pandemia, creció el 33,4% anual en el tercer trimestre del 2020, según el Bureau of Economic Analysis, el mayor auge de la historia norteamericana desde la Segunda Guerra Mundial. En la misma línea, los indicadores de la Reserva Federal de Atlanta (Georgia, EEUU) señalan que el PBI estadounidense se ha expandido 37% anual en ese período (8,5% trimestral).

Otro aspecto positivo que impulsa la recuperación económica de EEUU, es que además cuenta con una situación de hiperliquidez del sistema financiero internacional con las tasas más bajas de la historia (-0% /+1% anual). Por otro lado, este crecimiento económico se ve reflejado en su tasa de desempleo: llegó a estar en 14,7% en abril del 2020, durante los inicios de la pandemia, y desde entonces estuvo en constante descenso hasta llegar a la actual tasa de 6,3% en enero del 2021.

Se prevé un formidable boom económico en el segundo semestre del año, al converger un sistema productivo básicamente intacto con una extraordinaria demanda reprimida por meses de pandemia y paralización de la economía

La previsión de crecimiento económico estadounidense entre los años 2021/2024, va de la mano del desarrollo de todo el potencial de capital y del trabajo de la Nación, sin implicancias inflacionarias. De ahí que posicionarse hoy invirtiendo en real estate en EEUU en los lugares tradicionales, pero sobre todo en los mercados que han empezado a mostrar alto potencial de desarrollo, como Georgia, es una oportunidad para todo tipo de inversores –locales y extranjeros–, y también para los pequeños y medianos ahorristas que generalmente ven lejana la oportunidad de potenciar sus ahorros en proyectos del sector inmobiliario en un país como Estados Unidos.

Durante 2020, inversionistas de América Latina buscaron invertir en inmuebles en Estados Unidos para aprovechar la apreciación del mercado inmobiliario y beneficiarse de unas bajas tasas de interés. En la actualidad, esta tendencia va en aumento marcado por un ambiente optimista de los latinoamericanos ante la nueva administración de Joe Biden.

Con relación a los argentinos, fueron muchos los que decidieron diversificar sus ahorros e invertirlos en propiedades en Estados Unidos. El contexto de incertidumbre sanitaria y económica desencadenó en un aumento de pequeños y medianos ahorristas que apostaron a distancia en proyectos inmobiliarios localizados en diferentes zonas del país del norte. Invertir en ladrillos en un país seguro y en un estado fuerte es tentador, a lo que se le suma las proyecciones de crecimiento del sector real estate de Estados Unidos en particular.

Estados Unidos se caracteriza hace muchos años por ser la primera economía del mundo, destacándose por sus excluyentes virtudes de seguridad jurídica, política y económica, escenario clave para qué las personas confíen y vean crecer sus ahorros de toda la vida. El boom inmobiliario en Estados Unidos no es casualidad, estamos hablando de un terreno fértil con las condiciones apropiadas y las reglas de juego claras.

 

Fuente:

https://www.infobae.com/opinion/2021/03/19/boom-inmobiliario-en-estados-unidos-el-refugio-para-los-ahorros-de-los-argentinos/